El Bayardo: Ignacio Agramonte

Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey

 

septiembre 2015
L M X J V S D
« ago   oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archivos

  • Apuntes sobre un  espacio de extensión cultural comunitaria  en el Consejo Popular Rampa, patrocinado por la Editorial Pablo de la Torriente  y la Dirección de Cultura del Municipio Plaza de la Revolución.

    C onozco  la obra  del  artista Mario  Darias Mérida, de manera cercana y personal a partir de iniciarse en la editorial Pablo de la Torriente,  de  la Unión de Periodistas de Cuba, un espacio mensual dedicado a la comunidad, donde radica la institución  (calle 11, No. 160, entre  K y L, en el Vedado capitalino, justo en el  corazón del Consejo Popular Rampa), rodeada de centros de enseñanza de distintos niveles-3 primarias y dos secundarias-, público potencial  asistente  a los encuentros, en los que no solo el trovador acompañado de la cantante Ana Irma Ruz, se limita a interpretar obras de su repertorio, en el que abundan las de su autoría, sino, que además comparte el tiempo con la participación de los niños y jóvenes, alumnos de las escuelas,  profesores, trabajadores, familiares  y vecinos, quienes también exponen sus creaciones en diversas manifestaciones del arte: composición, poesía, dibujo, incluso la  música.

    Son varias las generaciones  que han tenido la posibilidad de compartir parte de su tiempo, en La Polilla Feliz, nombre con el que se bautizó en el 2002 el espacio, tomando precisamente el título de una guaracha compuesta por Mario en 1994, en época del llamado ‘periodo especial’ y  de  difícil posibilidad  para  publicar  libros.

    Meditando sobre esta experiencia de extensión cultural comunitaria, muy reconocida por las distintas direcciones que han estado al frente de la Dirección de Cultura del Municipio Plaza, se me hizo inevitable acudir  a referencias similares  o  ejemplos que permitieran buscar  la mas justa y cercana valoración  de la  importancia educativa, cultural y social, de esta obra, sostenida por años  y  encontré un  texto  de  José Martí, con el título ‘Apuntes para los debates sobre  el idealismo y el realismo en el arte’, conferencia pronunciada en El Liceo de Guanabacoa,  el 7 de marzo de 1879, que considero apuntalan de manera elocuente, la  ya larga y fructífera trayectoria de Mario, como fecundo creador popular.

    Y es que desde  mucho antes, este artista guitarra en mano, recorría comunidades, escuelas, unidades militares, centros penitenciarios y todo lugar adecuado que reclamara su presencia. Y tomé del Maestro el fragmento que declara:

    El arte tiene dos fases:

    Arte reflejado.

    Arte personal.

    ¿De quien es la clasificación? Me preguntará algún filósofo asombrado. Mía, humildemente  mía, nada más que mía.

    Considero que sobre estos presupuestos Mario Darias ha construido su exitosa carrera, de manera humilde y callada, sin las estridencias injustificadas de los medios y con una lamentable falta de promoción y reconocimiento.

    Entonces, es necesariamente imprescindible que me refiera a la experiencia particular de la Editorial de los periodistas cubanos, donde la presencia del trovador y sus invitados,  ha constituido  un estímulo a la promoción  del conocimiento de la historia  de nuestro país, sus hechos más trascendentes y de las grandes figuras que dedicaron sus vidas a luchar para  lograr  una sociedad  más   justa  e  independiente; al amor como concepto  amplio de  vida :  a la familia y al ser humano; a la defensa y protección  de  la  ecología y el medio ambiente y el reconocimiento a artistas y creadores con una obra digna de tomar como ejemplo.

    En ese sentido los encuentros con Mario Darias y Ana Irma se han convertido en una suerte de extensión de un turno de  clase  sui géneris, donde los alumnos y profesores participantes intervienen sin un  orden ni guión preestablecido.

    De manera espontánea brotan  canciones, versos, lectura de trabajos elaborados por los estudiantes y presentados a concursos  que  se  convocan, para no olvidar acontecimientos que marcan la trayectoria y la identidad del lugar donde vivimos: el barrio, el municipio, la provincia: Cuba, nuestro país.

    Para darle un carácter formal y organizativo superior,  a partir del 2005, se organizaron los Talleres de Creación Libre, proyecto con el que se pretendió brindar información, mediante un Programa  Semestral, en que se recogían acontecimientos relevantes de la historia y la cultura, en que se convocaba a los estudiantes a participar presentando sus trabajos, utilizando todo el poder creativo de cada uno y materializándolo con el género que desearan. Ahí radica la palabra Libre, que se utiliza en el nombre del proyecto. Es decir, el participante tiene la libertad de elegir el género o la manifestación en que va a elaborar el trabajo que va  presentar en el espacio La Polilla Feliz, donde se  deben exponer las obras.

    Del inicio de los Talleres hasta el 2014, se elaboraron alrededor de  650 dibujos, dedicados a Antonio Maceo, el Che, Camilo Cienfuegos, José Martí, Pablo de la Torriente  Brau, el desembarco del Granma, el asalto al cuartel Moncada, el centenario de la revista Bohemia, la fundación del periódico Patria y Día de la Prensa Cubana, el Día de los Enamorados, la defensa de la ecología y el medioambiente, la lucha en contra de la guerra y en defensa de la paz.

    En composición  se presentaron en ese tiempo 250  trabajos y 60 en poesía, respectivamente.

    Este proyecto contó desde el primer momento con la intención de Mario Darias, de invitar  a importantes personalidades del arte y la cultura, no solo para propiciar un intercambio con los asistentes, sino para, además elevar el nivel y la calidad de la propuesta mensual del espacio, partiendo del principio que consigna, que el éxito de la obra cultural no está en bajar su nivel para que sea comprendida. Todo lo contrario, es al receptor del mensaje a quien hay que elevar su nivel, propiciando el acceso a las distintas manifestaciones de la cultura.

    Justo lo que ha venido realizando Mario Darias durante  estos  13 años. El primer encuentro, efectuado en la sala de recepción de la Editorial con una asistencia de más de 70 estudiantes de las secundarias básicas Guerrilleros de América y  Carlos J. Finlay y de las primarias Chiqui Hernández  y Arturo Montori; con sus profesores y bibliotecarias;  lo acompañaron  la extraordinaria declamadora y poetisa, Olga  Rodríguez Colón, quien a partir de ese momento se convertiría en una visitante habitual y el reconocido laudista Erdwin Vichot. Después la lista continuó incrementándose con la presencia del conocido músico puertorriqueño Tony Mapeyé, quien nos visitara en más de una ocasión, incluso con su conjunto, brindando una actuación especial en el portal de la Editorial, para los trabajadores y vecinos del lugar.

    Invitados de lujo han sido: Danny Rivera, el conocidísimo  cantante puertorriqueño, el trovador Fernando Ferrer y la socióloga Irma, también procedentes de esa isla hermana; René Ortiz, con un grupo de periodistas ecuatorianos; una revolucionaria salvadoreña; los cubanos  Nilda Collado y el trovador Miguel Oliver y varios miembros de la Compañía Integración, forman parte  de una numerosa relación de personalidades, que han tenido la oportunidad de compartir su arte con los alumnos de estas escuelas.

    Uno de los incentivos utilizados, en cada encuentro, es el de estimular la participación de los asistentes con libros, afiches, postales, marcadores y otras piezas de comunicación producidas por la Editorial

    El Dúo, en sus más de 200 presentaciones ha llevado su mensaje directamente a las escuelas: Guerrilleros de América, 4 ; Carlos J. Finlay,7; ambas secundarias básicas; Hermanas Girals,2; Arturo Montori 10 (donde se realizan actualmente); escuelas primarias; en la Dirección Municipal de Cultura del municipio Plaza, 10.Tambien ha ofrecido actuaciones formando parte del programa de promoción de la Editorial  en la Casa del Alba Cultural, en el museo Casa Natal de José Martí y en la Biblioteca Nacional.

    Para estimular y preservar el valor de esta experiencia, el trovador Mario Darias produjo un  disco en el que intervienen los alumnos que presentaron los trabajos más destacados  en el 2009, en los Talleres de Creación Libre. El disco es una obra de una calidad formal y creativa extraordinaria, donde Mario incorpora fragmentos de versos de José Martí  recitados por Julio Alberto Casanova, canciones de su autoría y trabajos de los alumnos leídos en sus voces. Es una joya que queda como huella de esta trascendente labor comunitaria y educativa. El disco se presentó con profesores, alumnos y el Dúo, en la Biblioteca Nacional José  Martí.

    La editorial reprodujo y entregó copias a las bibliotecas de las escuelas y a los alumnos que participaron en la grabación. Nunca se aspiró a que fuera un producto para comercializar. Cultural y conmemorativo fue siempre el propósito del este proyecto.

    De la obra de Mario Darias, habría que hablar mucho más;  de  su constante labor encaminada a rescatar  autores y obras relevantes desconocidas u olvidadas,(De un pájaro las dos alas, poesía de Lola Rodríguez de Tió); la promoción permanente de la poseía de Martí, fundamentalmente sus versos sencillos ( Versos Sencillos) ; el justo y merecido homenaje a Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí (Desde la ciudad), y aquellos primeros pasos narrando los duros y difíciles días del  ‘periodo especial’(Memorias del Periodo Especial)  y su poesía intimista (La razón de tus seis cuerdas),recogidos de manera creadora y magistral, en discos totalmente producidos en su estudio.

    Para la editorial Pablo de la Torriente  ha constituido un verdadero privilegio contar con la presencia del Dúo de Mario Darias y Ana Irma, durante estos años, protagonizando una labor  sin precedentes, cercana a la comunidad, especialmente a su sector más joven, propiciando una proyección social más allá del contenido de los libros que producimos.

    Complemento eficaz  que se necesita, para llegar con el mensaje educativo y de formación a que debe aspirar toda institución cultural, que labore con el fin de propiciar, de alguna manera  apoyo, solidaridad y ayuda a los miembros de la sociedad.

    Lic. Pablo Noa Noa/divulgador editorial Pablo de la Torriente

    Comentarios desactivados
  • Editorial Pablo de la Torriente.

    El  inicio de las actividades propias de una editorial, por un modesto equipo de  entusiastas  profesionales vinculados a los medios, el 12 de diciembre de 1985, va a materializar una vieja y justa aspiración de los  miembros de la Unión de Periodistas de Cuba

    Ese día, que no fue tomado al azar, nacía-84 años atrás-Pablo de la Torriente Brau, nombre que adoptara la  recién creada institución y que obedeció al significado de su figura en la historia del periodismo cubano del siglo XX. El origen se relacionaba, además, de manera directa con la reflexión colectiva desarrollada durante décadas, que  daba profundidad a los debates y aspiraciones de los profesionales de los órganos de prensa de nuestro país, porque el periodismo revolucionario necesitaba vincularse indisolublemente al ejemplo de Pablo de la Torriente, en la realización de su labor responsable , de investigación para defender mejor el objetivo de las causas populares, que lo condujeron a  luchar contra la dictadura de Machado, en Cuba y  el fascismo en España, donde entregó su propia vida.

    Durante estos 30 años de labor, el colectivo de la editorial se ha esforzado por cumplir a cabalidad los objetivos para los que fue creada. Buscando en la superación constante de sus miembros, la calidad, la eficiencia y el valor intrínsico en el contenido de cada libro, revista, folleto o pieza de comunicación que aquí se elabore.

     

    Es importante señalar que desde un primer momento este principio se ha venido cumpliendo. El primer libro impreso y distribuido fue escrito por la periodista Marta Rojas y se dedicó al programa de médicos enviados a cumplir sus misiones en los lugares más apartados de nuestro país. En este caso ‘El médico de la familia en la Sierra Maestra’, en los ya lejanos años 80.

    El contenido de los títulos publicados no sólo contemplan los temas relacionados con  las técnicas de redacción y comunicación de masas según los medios. las historietas y el humorismo. Paulatinamente se han incorporado títulos referidos a lugares, acontecimientos y figuras  destacadas de nuestras luchas independentistas. Las

    tradiciones  patrióticas  y  revolucionarias, que delinean nuestra identidad han encontrado espacio desde un primer momento en los planes editoriales, que cuando la situación del país lo ha permitido se han diversificado y enriquecido. En los planes iniciales se incluyeron  títulos dedicados a la lucha en la Sierra Maestra (Tronaron los fusiles Sierra abajo, de Andrés Castillo) o sobre los preparativos para iniciar la lucha decisiva contra Batista (Antes del Moncada, de un colectivo de autores),o testimonios reveladores de los sentimientos humanos (Mi prisionero Fidel, de Lázaro Barredo), de carácter biográfico (Yo viví el drama de la guerra civil española, de Andrés García; Una muchacha llamada Celia, de Roberto Rodríguez).de la presencia internacionalista (Vengo de América, de Víctor Casaus; La leyenda de Carlos Rojas, de Mercedes Santos Moray; El hombre por dentro, de José A. Fulgueiras). Este último  conformado por 23 crónicas que reflejan la presencia de combatientes cubanos en la guerra en Angola, posiblemente  de los primeros en abordar ese tema en el país.

    La obra de Martí, Che, Fidel, Camilo, han estado presente en buena parte de la  larga lista de títulos que conforman el catálogo de la editorial, haciendo énfasis en el ángulo periodístico (Periodismo ético y Patria grande; El periódico Patria; La ventana iluminada (selección de trabajos periodísticos escritos por el Che); Fidel periodista; El periodismo como misión…)

     

    De acontecimientos  y  lugares  destacados de nuestra historia  existe una relación que sobrepasa los cien títulos: El castillo del Morro de Santiago de Cuba, La cueva de los Portales, Playa Girón: anatomía de un fracaso, Diferendo cubano-norteamericano, Un breve viaje por la historia, III Frente Oriental, historia y victoria, 1898-1998 cien respuestas para un siglo de dudas, Un hombre que actúa como piensa, entre otros.

    La colaboración médica cubana está reflejada en más de 19 títulos impresos y en otros entregados a la poligrafía. Entre los primeros están: Venezuela después del diluvio, Haití, un sueño por la vida, Del tocororo al quetzal, Vencedores de la Muerte, Puerta de la esperanza, El perfume de las raíces, Cartas desde África , Kubia Kumi, El silencio de los Garífunas, No somos dioses, y otros…

     

    En libros como ‘100 Preguntas y respuestas sobre Cuba’, de la periodista Carmen R. Alfonso, traducido a los idiomas más importantes, con 28  ediciones consecutivas, diseñado especialmente para el lector extranjero, ofrece cada año una visión general de la historia, la educación, la cultura, la economía, los hechos más relevantes acontecidos en el período que se publica, Testimonios sobre el Che, Un hombre que actúa como piensa, El diario del Che llega a Cuba ,dedicados a dar a conocer la vida y la personalidad  de Ernesto Guevara, marcan para la Pablo de la Torriente un importante lugar en el panorama editorial cubano.

     

    En la publicación de historietas, albumes de postales y revistas interactivas ilustradas también, los temas relacionados con las luchas independentistas de nuestro país, la vida y obra de destacadas figuras de la historia, hechos y acontecimientos  sobresalientes han marcado, desde los primeros años un importante lugar en los catálogos de la editorial. Podemos citar como ejemplo: Pasajes de la estancia de Martí en los Estados Unidos, relatos  sobre Antonio Maceo, Pablo de la Torriente, la invasión de Camilo y Che, La batalla de Santa Clara, sobre Henry Reeve, La operación Barrio Adentro, las acciones de Playa Girón. El personaje de Elpidio Valdés, comenzó a publicarse en formato de revista en esta editorial. Como dato curioso, vinculado a las luchas recientes de  nuestro país, recordemos que cuando se  daba tenaz batalla por traer de regreso al niño Elían González, una de sus abuelas, en la visita que le hiciera le llevó una  de las primeras y modestas historietas de este personaje realizada por Juan Padrón y publicada en la Pablo de la Torriente. Se  han dedicado albumes de postales a Camilo Cienfuegos, que se ha reimpreso en 3 ocasiones, a las  batallas por la independencia, y al Desembarco de Granma .Revistas interactivas se han dedicado a José Martí y a Bolívar y Martí. Estos son sólo ejemplos, la lista  completa es bastante amplia, por lo que quedan importantes títulos por mencionar.

     

    Labor de extensión cultural comunitaria.

     

    En este sentido la editorial ha mantenido un trabajo sostenido prácticamente, desde su fundación. Estas acciones se han ido perfeccionando ganando en calidad, en  el sentido objetivo  y  práctico de las tareas programadas.

    Los primeros programas organizados como tal se comenzaron a realizar a partir de los años 90. Al llamado de Fidel, que lo primero que había que salvar era nuestra cultura, se crearon espacios para que los vecinos y estudiantes de las escuelas del Consejo Popular Rampa, lugar donde se encuentra ubicada la editorial, tuvieran la oportunidad de asistir e intercambiar con artistas, creadores, combatientes de la lucha clandestina, el Ejército Rebelde, internacionalistas, las FAR  y el MININT.

    A estos encuentros asistieron  personalidades como :Armando Hart,   los generales Harry Villegas, Enrique Carreras y Arnaldo Tamayo ,el coronel Orlando Cardoso Villavicencio, las hermanas de Celia Sánchez, Angel  Eros, Marta Rojas, Mirta Muñiz, Rolando González, Pedro Pablo Rodríguez, Luís Suardíaz, Eduardo Yassel, Rolando Pérez Betancourt, Mayra Vilasís, Roberto Velásquez, Ernesto Padrón, entre muchos otros. Estos encuentros se hicieron coincidir con conmemoraciones de efemérides importantes nacionales y extranjeras y con presentaciones de libros  publicados  por la editorial.

    Los espacios creados originalmente  se dedicaron a: Talleres para ensañar a dibujar, a  cargo de Cecilio Avilés y Manolo Pérez; para la fotografía organizados por el fallecido maestro Félix Arencibia. Sobre la apreciación del cine una vez por semana estuvo presente Rolando Pérez Betancourt y Mayra Vilasís y  la  fallecida escritora radial  María del Carmen Acosta, traía una vez al mes a su  encuentro ’Entre las manos’ intercambios con artistas, vecinos y vecinas, algo interesante que contar. Allí acudieron Carlos Ruiz de la Tejera, Adys Cupull y Froilán González, Lina de Feria, el humorista Churrisco, Teresita Fernández, Roberto Rodríguez. Estos y otros conocidos artistas y creadores estuvieron presentes en este espacio.

    En esta etapa, se inauguró una modesta área de exposiciones, que se le dio el nombre del destacado camarógrafo y fotógrafo militar Abelardo Placeres Cambra, fallecido a  finales de los años 90 .A partir del 2000 se fueron modificando  estos programas y se  organizaron los Talleres de Creación Libre, con las escuelas del Consejo Popular Rampa. Estos talleres consisten en  confeccionar un calendario con las fechas históricas que la institución considera que debe recordarse y en coordinación con las bibliotecas de las escuelas estimular a los alumnos que deseen participar, con el género que le sea más atractivo: dibujo, poesía, composición, ponencia u investigación. Hace 3 años que estos talleres funcionan y los resultados son sorprendentes. Una vez al mes, en la peña de ‘La Polilla Feliz’ del trovador Mario Darias y la cantante Ana Irma Ruz, los propios alumnos, exponen sus trabajos, donde además son estimulados con libros, postales, fotos y otros presentes de la editorial.

    Con el resultado del ‘Año Guevariano’, Mario Darias produjo un disco con las voces de los propios estudiantes. También se realizaron conversatorios  y exposiciones dedicadas a Camilo y el Che.

    Son frecuentes las convocatorias a concursos en las escuelas dedicados  José Martí, Playa Girón, el Triunfo de la Revolución, el 26 de Julio, Carlos Baliño, Che, Camilo y otras que tengan los llamados ‘aniversarios redondos’.

    Otra de las acciones que desde el año 1999,del pasado siglo, cumple la editorial es la entrega de  colecciones de libros .La primera  se efectuó en la biblioteca Nacional José Martí, con la serie Clásicos Cubanos, colección atendida directamente por el Dr. Salvador  Bueno. Estas colecciones fueron enviadas al sistema de bibliotecas públicas y a los clubes Minerva, de todo el país. Desde aquella fecha hasta hoy se realizan entregas a instituciones para utilizarlas en premiaciones de concursos u otras actividades culturales, patrióticas o políticas. Ejemplo de lo señalado. son las entregas realizadas a varias escuelas primarias de las antiguas provincias habaneras y Pinar del Río, a instituciones culturales de Ciudad de La Habana, a  la Academia de las FAR y el Colegio de Defensa,  al gabinete  metodológico de la Casa Central de las FAR, a las  unidades militares 1700 y 1732,  a  las Asociaciones de Combatientes de  la Revolución Cubana del Cerro, Guanajay y Artemisa, a la cooperativa de producción agropecuaria Carlos Baliño, a la comunidad rural Mártires de Barbados, al policlínico Mártires del Corinthia, a los centros penitenciarios de Guanajay (prov. Artemisa), Sandino (P. del Río), Boniato (Santiago de Cuba),Bandera Roja( prov. La Habana) y a la dirección de Prisiones de Sanctis Spíritus. En  varias actividades y eventos de las delegaciones provinciales de la UPEC (Cienfuegos, Matanzas, Pinar del Río, prov. La Habana, Ciudad de la Habana y Ciego de Ávila), también se han entregado libros editados en esta institución.

    Estas  tareas han estado a tono con las orientaciones de la máxima dirección del país, relacionadas con la Batalla de Ideas, el apoyo al programa de Cultura General Integral, y propiciando un espacio muy especial por el regreso de nuestros cinco hermanos presos injustamente en los Estados Unidos.

    Hasta aquí hemos resumido lo más sobresaliente de la labor de la editorial en sus 30 años de fructífera actividad dedicada a la formación y promoción de los profesionales del periodismo en Cuba, así como el apoyo a las tareas de educación y formación de valores patrióticos, cívicos y revolucionarios en las nuevas generaciones y la divulgación de la historia y las tradiciones de lucha de nuestro pueblo. A continuación incluimos una breve relación de lo más sobresaliente realizado en el último año.

    Este trabajo de información promocional de la labor de la editorial es el primero de tres, que también serán enviados a las Delegaciones de la UPEC, con el objetivo de que sirvan de apoyo para, de acuerdo a las posibilidades, divulgarlos a través de los medios de cada provincia. Consideramos que será una valiosa contribución a para que de alguna forma se conozca la dimensión del papel jugado por la editorial de los periodistas cubanos durante estos 30 años enfrentando dificultades de todo tipo, pero por sobre  todas las dificultades cumplir de manera exitosa con los objetivos para los que fue creada.

    Lic. Pablo Noa Noa/ divulgador

    Comentarios desactivados
  •  

     

    LA PASIÓN DE CONTAR Y

    DE CONTAR CON ARTE,

    COMO DIRÍA PABLO DE LA TORRIENTE BRAU

     

     

    La  publicación de historietas ha tenido espacio en las publicaciones cubanas desde tiempos inmemoriales, que con regularidad las incluían en tiras, medias páginas y páginas completas, fundamentalmente en las ediciones dominicales de los periódicos, revistas semanales y quincenales y aunque hubo intentos por establecer editoriales con los objetivos de dedicarse a la publicación del género las que acometieron la empresa no tuvieron larga vida.

    Por lo que los artistas y creadores vinculados al  estilo de narrar historias mediante el dibujo,  mantuvieron presente el deseo de contar  con una institución donde pudieran publicar sus obras tanto de historietas como de humorismo.

    Esos propósitos y anhelos  van a  materializarse en diciembre de 1985 con la fundación  de la editorial de los periodistas cubanos, un reclamo por el  que durante años se habían manifestado los profesionales de los medios de comunicación y que en homenaje al comunicador excepcional, revolucionario y combatiente internacionalista que fue Pablo de la Torriente  Brau, llevaría su nombre.

    La periodista Irma Armas Fonseca, directora fundadora, desde un inicio prestó atención a los trabajadores del sector vinculados al género y convocó a los veteranos creadores de la narrativa gráfica, la historieta y al humorismo  para dar también espacio a la pasión de contar, con el arte de dibujar, de reflejar las imágenes, con ese objetivo se crean las publicaciones periódicas Cómi­cos, que aparecía con una frecuencia mensual; Pablo, semestral  y el tabloide quincenal El muñe, y donde se brindó espacio a los jóvenes que se iniciaban en el arte de la historieta y que participaban en los talleres que se realizaban en la propia editorial, organizados  por los maestros Cecilio Avilés, Manolo Pérez y Francisco Blanco, Blanquito

    Además de estas publicaciones,  de manera simultánea  aparecían compilaciones en las colecciones Coti, ¡Ay, vecino! e Historietas.

    Fue una época de florecimiento del género, en que se difundieron  de manera gráfica y con arte temas de todo tipo. La ilustración, el pasatiempo, los álbumes de postales -prácticamente desconocidos para los lectores más jóvenes-volvieron a poblar los estantes de  quioscos y librerías de todo el país.

    Fueron años fundacionales en los que la práctica del género posibilitó el intercambio de obras con artistas y creadores de otros países, en los que los cubanos tuvimos la oportunidad de conocer el trabajo de  autores de España, Argentina, México, Perú, Colombia, Costa Rica, Venezuela y Brasil, esto propició que la editorial organizara encuentros  internacionales, los conocidos  Encuentros  Iberoamericanos de Historietas y fomentara concursos nacionales de historieta y humorismo.

    Sin dudas se abrió el espacio anhelado para contar a través de la narración dibujada de temas educativos.de formación de valores, de bien público, históricos, biográficos, adaptacio­nes de la literatura y la simple ficción, lo que daba paso en la expresión gráfica a la pasión de contar, incluyendo cuentos y anécdotas del propio Pablo de la Torriente, quien además de ser un gran periodista  revolucionario y comunicador, dibujó e hizo gala de un humor penetrante e inteligente

    Esto también hizo posible abrir el camino a los iniciados en el género, que tiempo después hicieron valer su talento, en las numerosas publicaciones de la editorial que año tras años consolidó; incluso en tiempos muy difíciles del llamado periodo especial, redujo la cantidad de páginas, el tamaño de los ejemplares y no dejó de publicar historietas hasta el extremo de emplear recortes de papel sobrante de las pocas  publicaciones que se imprimían en esa época, para editar tiras de historietas y humorismo.

    Desde sus inicios la editorial Pablo de la Torriente,  ha constituido  un punto de apoyo seguro, con el que han contado los artistas y creadores de historietas y humorismo, de lo que es muestra fehaciente los más de 300 títulos  entregados por la poligrafía  en estos treinta años de trabajo sostenido, con un alto nivel de profesionalidad, rigor y calidad.

    Millones de ejemplares han salido de las imprentas del país, incrementándose estas cifras a partir de los primeros años del  presente siglo, en que se han aumentado las cantidades de ejemplares por títulos, esto también ha significado no sólo la cantidad por título, sino que de manera pareja se ha elevado la calidad formal de los ejemplares. Por primera vez nuestras historietas se imprimen, con cubierta y páginas interiores a todo color, sin elevar el precio por ejemplar, gracias al apoyo del Instituto Cubano del Libro.

    Es casi  imposible exponer en esta reseña  las múltiples y variadas obras que se han publicado  y los autores que las han realizado. Para tener una idea que aproxime a la  magnitud de la labor desempeñada por la editorial Pablo de la Torriente  en estos  30 años de  apoyo y promoción de la historieta y sus autores, expondremos las siguientes  cifras:

    Antes de iniciarse el  llamado  periodo  especial se editaban   de 12 a 15 títulos al año y se imprimían  hasta 50 mil ejemplares por cada uno. Con la reanimación de la poligrafía y, a partir de los primeros años del siglo XXI, la cifra de títulos por año ha aumentado de manera progresiva  de  6 hasta 12 títulos y las cifras han oscilado desde 8,10 hasta 20  mil ejemplares  por cada uno.

    Dentro de los títulos que han tenido una rápida repercusión en los lectores y por consiguiente altas ventas se encuentran: Con Martí por la Edad de Oro, (en 4 volúmenes); El joven Elpidio, Kukuy, el guije del charco azul, Wankarani, Cecilín y Coti, La leyenda que camina, El caballero de Paris,Amores en aceite de Oliva, Caricatura cubana contemporánea (en 3 volúmenes);Vamos a dibujar (en 4 volúmenes); Bolívar en Martí, La vuelta al mundo en 80 días, Sandokán en Bordeos, La Odisea, entre otros

    Es importante incluir los nombres de algunos  autores, sus obras y personajes promocionados  por  la editorial en distintos momentos de estos 30 años.

    ARTISTAS, CREADORES  HISTORIETISTAS  Y HUMORISTAS DEL CATÁLOGO DE LA EDITORIAL

    Virgilio Martínez Gainza/ Pucho-Cucho

    Gaspar González/ Chuncha/

    Luis Oscar Duque/ El héroe

    Francisco Blanco Ávila/ ¡Ay, vecino!

    Tulio Raggi/ Rompecoco

    Antonio Mariño, Ñico/El mejor amigo

    Juan Padrón /Elpidio Valdés

    Orestes Suárez /Camila

    Cecilio Avilés / Cecilín y Coti

    Luis Matamoros, Lumat/ Pepé

    Gerardo Hernández Nordelo/ Pepino y Compañía

    Luis Lorenzo/ Matías Pérez

    Manuel Malar, Lillo/ Sapito Pérez

    Alberto Merique, Ardión/ Compay Gallo

    Rafael Morante/ Alona

    Roberto Alfonso/ Guabay

    José Luis López/ El lobo feroz

    Miriam Margarita Alonso/ Los pelusos

    Luis Wilson Varela/ Las melli

    Eduardo Muñoz Bachs/ El cuento

    Juan Bertrán/ Los Momis

    Francisco Blanco Hernández/ Buenos Días espejo

    Pedro González Viera, Péglez/ Vejez

    Emilio Fernández Franco/ Yemayá y Oshún

    Ángel Velázco/ Kukuy, el guije del charco azul

    Enrique A. Lacoste/ Wankarani

    Yuri Díaz/ Escape

    Quedan aún otros nombres que añadir, pero  la relación resultaría interminable, esta es solo  una muestra del amplio y  diverso catálogo de títulos publicados por la editorial, además de tomar en cuenta autores de distintas generaciones de artistas de la historieta y el humorismo.

    De la labor  desarrollada por la editorial  durante estos 30 años, destacados profesionales han expresado:

    OPINIONES

    *Mi primer encuentro con la Editorial Pablo de la Torriente se remonta al primero de febrero de 1990, cuando por razones absolutamente casuales, se me ocurrió asistir al primer Encuentro Iberoamericano –así se llamaba entonces– de Historietistas.

    En aquella ocasión tuve la posibilidad de conocer, además de todos los colaboradores de la Editorial, a muchísimos dibujantes y guionistas cubanos de historieta. Tan intensa fue la experiencia de entonces, tan envolventes las relaciones políticas, profesionales y de amistad que establecí, que, a pesar de la posición apenas más que marginal que la historieta ocupa entre mis intereses, dos años después me encontré nuevamente participando en la segunda edición del evento historietístico, y después de entonces he asistido a todas las convocatorias de la Pablo,  colectivo que sorteando infinidad de dificultades ha desarrollado una amplia y brillante labor editorial, conjuntamente con un significativo número de acciones y actividades de extensión cultural, entre las que pudieran mencionarse: la organización de los Encuentros Iberoamericanos de Historietistas; Talleres de  Artes Gráficas y periodismo en general,así como  diversas acciones de promoción de la historieta./investigador italiano. Dario Mogno /noviembre 2005

    *He tenido la suerte de acompañarlos en las más de veinte celebraciones que cada año realizan para recordar el cumpleaños de mi hermano y día de la fundación de la editorial, y he sido testigo de la intensa labor, esfuerzo y amor que  han dedicado, tanto la dirección como todos  los trabajadores para cumplir satisfactoriamente con las importantes  tareas  que les ha encomendado la UPEC./Ruth de la Torriente Brau-hermana menor de Pablo de la Torriente-/ 10 de diciembre de 2005

    *Aquello de que lo importante no es la vida eterna, sino la eterna vivacidad retrata en cuerpo y alma a los ’’muchachas y muchachos’’  de la editorial Pablo. Pudiera  bastar  con  leerse la enorme lista de títulos publicados a lo largo de éstas décadas-cantidad y variedad-para tener una idea del nervio activo y buscador de cuanto pueda ser útil que allí late, a tono con una necesidad editorial vinculada con el periodismo./Rolando Pérez Betancourt/-periodista-  5 de diciembre de 2006

    *Aprecio mucho la oportunidad que le ha  brindado la Editorial  a un gran número de colegas de publicar un libro por primera vez e igualmente  que le ha ofrecido a los que ya habíamos experimentado esa grata sensación/Víctor Pérez Galdós-periodista-/ 12 de diciembre 2008

    *La creación de la Editorial de los periodistas fue una consecuencia lógica del espíritu de superación profesional existente en la UPEC, desde su fundación y el nombre de Pablo de la Torriente  Brau obedeció al significado de su figura en la historia del periodismo cubano del siglo XX En los dos casos el origen se basaba en la reflexión colectiva, desarrollada durante más de dos décadas que daba profundidad a los debates y aspiraciones de los profesionales de la prensa en nuestro país, porque el periodismo revolucionario necesitaba vincularse  indisolublemente al ejemplo de Pablo en la realización de su labor  responsable de la investigación, para defender mejor  el objetivo a favor de las causas populares, que lo condujeron al antifascismo que escribió con su propia vida/Ernesto Vera Méndez-presidente fundador de la UPEC-/noviembre 2005.

    *Gracias a la Editorial Pablo, por solo recordar algunas de sus propuestas; José A. Benítez ha teorizado sobre las técnicas del reportaje; Marta Rojas ha contado la fascinante historia de la maleta perdida de Alejo Carpertier; Rolando Pérez Betancourt ha explicado como escribir una crónica; Julio García Luis se ha acercado a los géneros de opinión; Jorge R. Bermúdez ha estudiado la relación entre gráfica y comunicación.

    Más, no solo a la publicación de textos sobre técnicas periodísticas, se han dirigido los empeños de esta institución. Otros títulos han abordado temas de tanto interés como la historia, las historietas, el humor, el turismo, los conflictos del mundo actual, en un logrado intento por llegar a un público lector más amplio. Asimismo, en los últimos tiempos, a tono con las nuevas tecnologías, su perfil editorial se ha abierto al soporte digital, para así alcanzar una nueva dimensión en su labor/Fernando Rodríguez Sosa-periodista-/diciembre 2008.

    *La editorial Pablo de la Torriente más allá de constituir  un  colectivo vanguardia dentro de la UPEC, es la materialización del viejo sueño de los periodistas cubanos de tener su propia casa editorial.

    Más allá de sus aportes financieros, dirigidos al sostén económico de nuestra organización, su huella está en el vínculo permanente con las institución es culturales del país, e incluso con los vecinos de la comunidad donde está enclavada/ Tubal Páez Hernández-presidente de la UPEC-/10 de diciembre 2010

    *Ver hecho realidad un proyecto tan anhelado por los periodistas, y mantener el pulso de su evolución durante más de veinte años, es una gran satisfacción que nos llena de regocijo al asistir a la consolidación de aquello que en un principio solo era un deseo./Irma Armas Fonseca, -directora  fundadora, ya fallecida-/diciembre 2010/

    *Siempre  he estimado el importante trabajo que desarrolla la editorial para elevar la preparación y superación de los periodistas, y difundir la historia y tradiciones culturales y de lucha de los cubanos. Mi hermano Pablo está presente en cada acción y en cada obra realizada, lo que permite recordarlo y mantenerlo vivo, aspecto que agradezco, así como el vínculo que siempre ha mantenido conmigo la editorial./Ruth de la Torriente Brau –hermana menor de Pablo, ya fallecida-/diciembre 2011

    *¿Existe una vía para premiar el entusiasmo de quienes con nada o casi nada, se lanzaron a hacer libros útiles y hoy, también sin nada o casi nada, lo siguen haciendo?

    Como no me creo capaz de lograr todo eso, prefiero no intentar una evaluación de algo tan invaluable como es el trabajo de la editorial Pablo de la Torriente en la vida de los estudiantes, de los comunicadores y de los periodistas cubanos/Vicente González Castro-investigador y director de programas de televisión, ya fallecido-/ 12 de diciembre 2000

    *El espacio que vino a llenar la editorial Pablo es insustituible: por primera vez los comunicadores cubanos, los periodistas entre ellos, tuvimos la posibilidad de un cause propio a las investigaciones, experiencias, reflexiones y obras, que pudieran servir para la formulación de una política de información y comunicación a la medida de los nuevos tiempos y de las expectativas del país./Julio García Luis-periodista, decano de la facultad de comunicación social y periodismo de la Universidad de la Habana, ya fallecido-/20 noviembre  de 1995

    *Le debo la oportunidad que me brindó cuando más lo necesitaba, y como yo, los que disfrutaron de sus  aciertos o desaciertos, cosa natural y necesaria para lograr un objetivo: un triunfo. Y no se puede negar que siempre fue una carta de triunfo. Nuestra carta de triunfo para la historieta cubana./Orestes Suárez-ilustrador e historietista-/12 de diciembre 1995

    *para nosotros, los periodistas de la gráfica, ello representó la materialización de muchos de nuestros sueños. O sea, el de llegar a las más amplias capas de la población y el mejor ejemplo es el recuerdo de aquellos estanquillos de periódicos que centelleaban de alegría y colorido cuando rebozaban con nuestras publicaciones/Francisco Blanco, Blanquito-humorista e historietista-/ 8 de diciembre 1995.

    *De la editorial Pablo de la Torriente, de la UPEC, lo mejor que podrá decirse es que no le ha fallado a Pablo en la publicación de libros que sirven para continuar su lucha. El enemigo de siempre no ceja en sus empeños de destruirnos. Con la editorial de los periodistas, Pablo sigue en su parapeto de gloria, con ese orgullo no disimulado ni traicionado de ser cubano, aunque haya nacido en otras tierras. ¡Como el Che!/Enrique Núñez Rodríguez-periodista, escritor Premio Nacional de Periodismo ‘José Martí, ya fallecido-’/ noviembre de 1996

    *mis libros de cabecera y mis compañeros de viaje a donde quiera que voy son libros de la editorial Pablo de la Torriente .Los he adquirido todos y son mis compañeros inseparables, mis profesores silenciosos, mis consejeros, mis fuentes de consulta. Toda mi formación teórica se las debo a ellos. Muchas gracias por existir y que se multipliquen sus éxitos/Ernesto Vera González-periodista director de la programación  deportiva de Telecristal, Holguín-/10 de diciembre 1995.

    *Desde mi adolescencia, Pablo de la Torriente Brau fue un héroe para mi(…)Por eso me encantó que cuando se creara la editorial de la Unión de Periodistas de Cuba, se escogiera su nombre, ejemplo de periodista y de revolucionario(…)He tenido la oportunidad de vincularme como autor con la editorial, lo cual es motivo de alegría. Así he visto como el colectivo labora con particulares condiciones difíciles, pero sin desmayar en su entusiasmo y en su misión cultural./Pedro Pablo Rodríguez-periodista, investigador y escritor-/5 de noviembre de 2005

    *Uno de los aspectos más importantes del trabajo realizado por la editorial Pablo de la Torriente, de la UPEC, es su sistemática contribución a la cultura técnica y docente del país, en particular a la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de la Habana. Cientos de títulos atestiguan la labor desarrollada durante estos años. También indican la excelencia de su trabajo la existencia de una amplia diversidad de temas indicativos de un excepcional ‘olfato’ para identificar las últimas tendencias del oficio  de informar.(…) Desde un inicio la editorial Pablo abrió camino a esos avances, contribuyendo al conocimiento de la modernidad y sus conflictos en el ámbito de América Latina/Enrique González- Manet-investigador, profesor y escritor /Noviembre 2005

     

    Lic. Pablo Noa  Noa /Divulgador editorial Pablo de la Torriente

    Comentarios desactivados
  • Texto y foto. Luis Naranjo

    Cada nuevo período en la Universidad de Camagüey representa un espacio de motivación para los estudiantes de periodismo. En esta ocasión los alumnos de esa carrera que comenzaron este año, cumplieron algunas de sus expectativas.

    En recorrido por los distintos órganos de prensa de la provincia, conocieron del quehacer informativo en cada Medio, la técnica que se emplea, los programas y sus horarios y sobre todo, departieron y recogieron experiencias de compañeros y compañeras de muchos años de labor en el sector.

    Este es el Décimo curso y lo integran 9 estudiantes de Camagüey y Ciego de Ávila, pero ya se han graduado en este centro de altos estudios más de 100 profesionales, donde se incluyen también representantes de Las Tunas, avalados todos por un claustro de experiencia y diferentes niveles científicos.

    El recorrido de esta nueva hornada concluyó en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba, donde su presidente, Yuldys Márquez Díaz, dialogó con ellos sobre la importancia de la misión que emprenden, sobre la historia de la organización y la lealtad que deben mantener a la Patria, con la divulgación de la real obra de la Revolución.

    Comentarios desactivados