El Bayardo: Ignacio Agramonte Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey

 

agosto 2019
L M X J V S D
« jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivos

  • Enseñanzas de un lamento humano

    Por Noel Manzanares Blanco / UPEC Camagüey

    Derechos HumanosUna vez más está en evidencia que cuando ocurre una desgracia a equis persona en Cuba, el poder mediático de Occidente se devela en su justa dimensión contra La Mayor de las Antillas. Pero si la desdicha ocurre en otra latitud, la información suele ser mediatizada o sea, brindada a como mejor le resulte a los pretendidos dueños del universo. Estoy aludiendo a elementos muy tangibles.

    El destacado intelectual argentino que responde al nombre de Atilio Borón, fue censurado en facebook por cometer un “error imperdonable”,  criticar a Hillary Clinton y calificarla de “el eslabón perdido entre las aves carroñeras y la especie humana” ; porque esa señora ante el quinto asesinato de un científico iraní se limitó a encogerse de hombres y decir que aquello era resultado de las provocaciones de Teherán.

    Amén de sacar a la luz la doble moral de los juicios cuando se tratan de escenarios que disgustan a Estados Unidos y sus aliados, el coterráneo del Che Guevara acotó: No por nada uno de los generales del Ejército estadounidense declaró en una audiencia del Congreso que ‘hoy la lucha antisubversiva se libra en los medios’, uno de los cuales, tal vez el más importante, es la Internet.

    Recordé entonces,  que a mediados del 2010 redacté El ingrato servicio de Guillermo Fariñas, a propósito de una de las tantas huelgas de hambre de esa persona —auténtico mercenario,  y psicólogo de formación gracias a las oportunidades que le ofertó el sistema que emergió en Cuba tras el primero de enero de 1959—, e ilustré del siguiente modo en qué me apoyaba para seleccionar ese título.

    Cuando me referí a la absurda conducta de este individuo, estaba pensando en lo publicado por Manuel David Orrio, periodista cubano que se infiltró en las actividades de los grupúsculos contrarrevolucionarios y que, por tanto, es una persona autorizada para hablar del tema y conserva pruebas sobre la catadura moral de quienes son capaces de venderles el alma al mismísimo Satanás por unas cuantas pesetas.

    Orrio da fe de que cuando Fariñas estuvo en una de sus huelgas de hambre, un oficial de la Seguridad del Estado de Cuba se le presentó y le dijo que se podía morir cuando le diera la gana; le preguntó cuánto le paga a su mamá la connotada contrarrevolucionaria Martha Beatriz Roque [25 pesos convertibles al mes —respondió el huelguista]; y le aseguró que se podía morir cuando le diera la gana, pero que antes viera un video, leyera unas facturas y escuchara una grabación en la cual la Martha Beatriz le decía a su compinche Silvia Iriondo, quien reside en Miami: “¡Lo que hace falta es que Fariñas se acabe de morir para poder armar un buen show!” (Ver: “Cuba: ahora, los cuentos de Guillermo Fariñas”, 9/3/10).

    Asinismo, se apoderó de mi pensamiento el rótulo De Mercenaria a Mercenaria que escribí en febrero de ese año con la inscripción Hasta Zoé Valdés siente asco por Yoani Sánchez.¿Cómo explicar que, si ambas tienen tejado de vidrio, una le tire piedras a la otra?, donde cité a la primera de esas demas de dólares.

    “Yo había prometido no escribir nada más del tema, pero debo decir que el asco me invade profundamente en estos momentos. Porque ayer, cuando se escribía el nombre de Orlando Zapata Tamayo en Google [un delincuente común arrastrado a la defunción por la “disidencia” y su misma madre que por estos días se retrató gozosa con el architerrorista Posada Carriles], lo que salía era la foto sonriente de Yoani Sánchez, y su video (mal filmado, oscuro, por cierto), en la entrada de Medicina Legal, ¡a donde no llegó ni el corresponsal de El País, dios santo!, desplazando, de este modo, al preso fallecido y a la madre. Esto es ser bicho, y vivo. Hacer caja con un muerto, esto ya es el colmo” —el subrayado es mío.

    Remembré igualmente que en Cuba: infamia, “disidencia” y prensa occidental, mencioné cómo fue titular en parte de los grandes medios de la desinformación la muerte del ciudadano cubano Juan Wilfredo Soto García, ocurrida el 8 de mayo último en el hospital Provincial Arnaldo Milián Castro, en Santa Clara, facilitada por contrarrevolucionarios que de manera inescrupulosa fabricaron la mentira de que este deceso fue consecuencia de una supuesta golpiza que le habían propinado agentes del orden interior al susodicho —a contrapelo del desmentido de su propia familia.

    En correspondencia, encontré natural el bochinche armado alrededor de la lamentable muerte del recluso común Wilman Villar Mendoza, ocurrida hace un par de días en la sala de cuidados intensivos del  hospital  Clínico Quirúrgico “Doctor Juan Bruno Zayas” en Santiago de Cuba, a causa de fallo multi-orgánico secundario a un proceso respiratorio séptico severo que llevó al paciente a un shock por sepsis —certifican autoridades competentes.

    Debo significar que Villar Mendoza residía en el municipio Contramaestre, en el propio Santiago de Cuba, y cumplía  sanción de privación de libertad desde el 25 de noviembre del año 2011 por los delitos de Desacato, Atentado y Resistencia. E hecho por el que fue sancionado se produjo durante un escándalo público en el que agredió y provocó lesiones en el rostro a su esposa, ante lo que su suegra solicitó la intervención de las autoridades y al acudir agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR),  se resistió y los agredió.  Sus familiares más allegados estuvieron al tanto de todos los  procedimientos que se emplearon en su atención médica, además de reconocer el esfuerzo del equipo de especialistas que lo atendió.

    Así, carece de novedad la infamia de última hora vs. Cuba, que devendrá enseñanzas de un lamento humano.

    Published on enero 22, 2012 · Filed under: Cuba, Internacionales; Tagged as: , , ,
    Comentarios desactivados

Comments are closed.