El Bayardo: Ignacio Agramonte

Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey

April 2021
M T W T F S S
« Mar    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
  • Por José Gilberto Valdés

    El amanecer del 17 de abril de 1961 pudo ser apacible en la Ciénaga de Zapata, a pesar de la tensión la amenaza de un ataque enemigo,  tras el bombardeo a las bases aéreas de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y el aeropuerto de Santiago de Cuba.

    El día anterior, en el sepelio de los siete compañeros caídos en el pérfido ataque, Fidel proclamó: «Lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es que estemos aquí, en sus narices, y que hayamos hecho una Revolución Socialista en las propias narices de Estados Unidos».

    Desde el mismo triunfo sobre la dictadura de Batista o ¿quizás antes?, las medidas revolucionarias y populares que acontecían en Cuba eran como un hueso atravesado en el gaznate del “Tío Sam”.


    La reacción imperial fue inmediata. Sabotajes, atentados, bombardeos, fomento y sustentación de bandas contrarrevolucionarias, acciones piratas, campañas mediáticas en las que se satanizaba a la revolución y sus líderes, guerra diplomática, bloqueo económico y rompimiento de relaciones, fueron sólo una parte del rostro de la agresión en ciernes.

    «Marchemos a las Casas de los Milicianos, –ordenó el Comandante en Jefe en la tarde de aquel 16 de abril– formemos los batallones y dispongámonos a salirle al frente al enemigo, (…) con las estrofas del himno patriótico, (…) de que “morir por la patria es vivir” y que “en cadenas vivir es vivir en oprobios y afrentas sumidos”.

    El entorno bucólico de la costa sur de la provincia de Matanzas  cambió alrededor de las tres de la madrugada, cuando desembarcan las primeras fuerzas de la brigada mercenaria 2506  y chocan con un alertado y dispuesto a todo grupo de milicianos que estaban de guardia en Playa Girón y Playa Larga.

    Fidel en julio de 1976 comentaba al cineasta de la televisión sueca, Gaetano Pagano:

    «Ellos desembarcaron por un lugar donde podían sostenerse un tiempo, porque era un lugar muy difícil de recuperar, puesto que las carreteras de acceso tienen que atravesar varios kilómetros de ciénaga, intransitable, se convertía en una especie de Paso de las Termópilas.»

    Un “especialista” de los órganos de inteligencia yanqui se adelantaba a valorar que la brigada mercenaria estaba bien preparada, con armamento y equipos  que podrían superar a las unidades de infantería de los Estados Unidos. Pero algo les faltó  en los avituallamientos, que no viene empacado, sino consecuencias de una suma de valores éticos y morales.

    La respuesta armada revolucionaria, concebida paso a paso por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, entre la madrugada del 17 y la tarde del 19 de abril, movilizó a varios batallones de milicianos, la columna uno “José Martí” del Ejército Rebelde, tanquistas, artilleros y los batallones de la Escuela de Responsables de Milicias y de la Policía Nacional Revolucionaria, los cuales enfrentaron valientemente la invasión mercenaria, entrenada y armada por los Estados Unidos.

    A la brigada de la flor y nata del exilio en Miami y otras localidades se le ocasionaron alrededor de un centenar de muertos, varios cientos de heridos y mil 197 prisioneros. Los pilotos y muchachos de las “cuatro bocas” antiaéreas pusieron fuera de combate a catorce aviones B-26.

    El proyecto de agresión más poderoso jamás organizado por la CIA, aprobado un año antes por el presidente Dwight Eisenhower y llevado a cabo por su sucesor John F. Kennedy, sufrió un descalabro total. Curiosamente, la operación anfibia se nombraba “Pluto”, el muy leal y bien entrenado perrito de Mickey Mouse, y sucumbió en una sugerente Bahía de Cochinos.

     A partir de entonces, el simbolismo de Playa Girón y la gran derrota del imperialismo se convirtieron en fuerza inspiradora y de aliento, movilizadora popular en importantes tareas de la economía, bienestar social, internacionalismo y acciones políticas en defensa de la Patria, la Revolución y el Socialismo.

    Comments Off on Girón cambió el rumbo de la historia
  • Hace sesenta años, bombarderos B-26 mercenarios atacaron los aeropuertos de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba. Preludio de la invasión mercenaria.

    Por José Gilberto Valdés

    «A Eduardo muchos le decían el “político”, otros “el Profe”, por la manera en que explicaba a sus compañeros los escritos de Martí, pues leía muchos de sus libros, y el futuro que prometía Fidel para todo el pueblo cubano»

    Así rememora el camagüeyano Filiberto Bueno Pimentel quien compartió los últimos minutos de la vida de aquel joven cienfueguero de 25 años de edad, quien mal herido con su sangre escribió Fidel en una puerta, al parecer impactada por una bala calibre 50 de las ametralladoras de avión enemigo.


    Aquella madrugada del 15 de abril de 1961 era al parecer apacible –a pesar de la tensión por el reciente sabotaje a la tienda por departamentos “El Encanto”– en el aeropuerto de Ciudad Libertad, en La Habana. En las baterías de artillería antiaérea, las conocidas “cuatro bocas”, que estaban de guardia, algunos jóvenes de las dotaciones estiraban los músculos tras una noche de fresca temperatura.

    Filiberto recuerda que había sido trasladado para el hospitalito de la base y en la madrugada, como su estado de salud era bueno,  pidió permiso al médico para procurar algo de comida, antes del horario de desayuno.

    Él y otros compañeros de las baterías AA, sienten a la 5 y 45 de la mañana, el ruido de los motores de un avión y luego el sonido de la sirena que era un alerta para despejar la pista.

    «Eso ocurría habitualmente, solo que en aquellos momentos muchos comentaban ¡cómo se han adelantado!, pues el arribo  de las aviones era común alrededor de las siete de la mañana. Era un B-26, con la identificación de las FAR (Fuerzas Armadas Revolucionaria). Llegó incluso a sacar el tren de aterrizaje y a baja altura, sorpresivamente,  lanza un cohete contra una de las rastras que estaban paqueadas con un cargamento de municiones».

    Esa fue una de las explosiones que cambió el entorno de la mañana de un día que pasó a la historia como el preludio de la invasión mercenaria por Playa Girón. Los muchachos de la artillería antiaérea, desplegados en defensa circular de la pista, dan inmediata respuesta al ataque en que participaron otros aviones bombarderos.

    En ese momento, Filiberto corrió hasta el puesto  de mando a recibir órdenes. Allí le dicen que ayude a sacar a toda la gente del edificio principal.

    «En el tercer piso –señala el entrevistado– me encuentro con Eduardo García Delgado y le transmito la orden de abandonar el edificio bajo ataque de los aviones. El hacía fuego con una subametralladora a uno de los bombarderos enemigo»

     Filiberto continuó transmitiendo el mensaje por los distintos locales y cuando regresa al lugar donde había alertado al combatiente, lo encuentra herido.

    «El trataba de contener una grave herida en el abdomen –describe Filiberto–  fui a buscar una sábana o cualquier otra cosa y ayuda para trasladar el herido. Al regresar lo ven cerca del arma y parte de sus libros destruidos por el fuego…En una puerta del cuarto, junto a la perforación de una bala enemiga, había escrito la palabra Fidel, como un sello de su lealtad por la Revolución»

    El 16 de abril en la ceremonia de despedida de duelo a los siete combatientes cubanos caídos en el pérfido ataque, el líder de la Revolución Fidel Castro declaró el carácter socialista de la Revolución, y  con la consigna de ¡Patria o Muerte! comenzó a fraguarse la derrota de los mercenarios antes de que desembarcaran en las arenas de Playa Girón y Playa Larga.

    Comments Off on Un sello de lealtad por la Revolución
  • Por José Gilberto Valdés

     A pocos meses de creación, la página digital de Televisión Camagüey en INTERNET tuvo su bautismo de fuego durante aquellas 48 horas de abril del 2002, entre golpe contra el presidente constitucional Hugo Chávez Frías y la digna  popular en Venezuela. Tal parecía que reanudábamos por medio de la actualización informativa, la reflexión  de nuestro José Martí pedía  “en qué servirla, ella tiene en mí a un hijo”.

    En el transcurso de los días 11, 12 y 13 de abril, como editor fundador de la página desplegué junto a Adrián Cancino Gutiérrez – en aquel tiempo webmaster de ADELANTE– una de las coberturas periodísticas en la red de redes de la que me siento orgulloso.


    Nos hicimos notar y de manera muy fuerte – por las referencias de los impactos- al descomponer  la desinformación de ciertos medios periodísticos que globalizaban la versión distorsionada del secuestro del mandatario constitucional de Venezuela,  a manos de los representantes de la oligarquía y serviles oficiales de las fuerzas armadas.

    Adrián rememoró en cierta oportunidad que en aquellos momentos parecía consumado el golpe en Venezuela. Chávez preso, al parecer renunciante. ¿Cómo no podían los venezolanos defender a Chávez?  ¿Cómo podía un tipo como Chávez renunciar? Algo no cuadraba.

    1.TIF

    Nos encargamos de buscar noticias fiables en Prensa Latina, la Agencia de Información Nacional, otros medios que fueran lo más objetivos posible. La CNN entonces era un “poco” más “objetiva”, mientras  Telesur, Sputnik y Russia Today eran un sueño entonces.

     En ese bregar informativo se nos unieron las horas de la tarde, la noche y la madrugada.

    La primera voz de aliento se apreció en las comunicaciones telefónicas de la hija de Chávez, quien difundía las primeras noticias del presidente venezolano, silenciadas al mundo por la cúpula golpista y sus seguidores. Pedía que se denunciaran  los hechos. Y así se hizo.

    El Máster Adrián Cancino Gutiérrez, actual profesor del Departamento de Comunicación y Periodismo  de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz”, señala las dificultades técnicas que había que enfrentar, pues era el año 2002, ni soñar con los sistema de manejos de webs, los CMS, que existen ahora. En aquella época para colocar una noticia, una simple noticia, en portada había que editar al menos 3 páginas y subirlo todo por transferencia de ficheros a un servidor situado en CITMATEL en La Habana.

    Han pasado 19 años, quizás he olvidado detalles, pero fue un interesante combate de ideas en Internet, sí recuerdo que los niveles de acceso se dispararon.

    En esas horas, uno de nuestros colegas afirmaba categóricamente: “esperen, esperen que todavía no ha bajado la gente de los cerros…además no puede ser que todos los militares venezolanos hayan cambiado su forma de pensar…”

    Los augurios se convirtieron en realidad. Nuevamente, el Palacio de Miraflores era un bastión popular y las unidades militares se sumaban al rechazo al golpe constitucional. La televisión cubana cedía sus espacios a la restablecida Venezolana de Televisión y entonces estuvimos más cerca de los hermanos venezolanos, de sus ministros, oficiales y verdaderos representantes de la revolución bolivariana.

    ¿Quién no pudo ocultar la sonrisa amplia y hasta una lágrima de alegría, cuando se pudo ver, nuevamente, ante las cámaras al presidente Chávez,  uno de los hombres imprescindibles que luchan toda la vida?

    El ejemplo de la Venezuela bolivariana ha crecido impetuosamente entre los pueblos latinoamericanos y del mundo. Ese ejemplo molesta a los sectores de la ultraderecha en esa nación  y a los Estados Unidos.

    Comments Off on Venezuela en el bautismo de fuego de TV Camagüey digital
  • Por José Gilberto Valdés

    Fotos Bárbara Valdés y archivo ADELANTE

    Hay un fulgor de luz y alegría en el rostro de María Antonia cuando hombres y mujeres, incluso con sus hijos, pasan a saludar por su casa en el reparto Garrido. Es un sencillo homenaje a la “seño” que condujo sus primeros pasos en varios círculos infantiles de la ciudad de Camagüey.

    «Algunos hacen una pausa en sus ocupaciones diarias y pasan por mi casa —destaca la educadora— otros  vienen de visita desde los países donde residen o de las misiones internacionalistas; es una gran satisfacción como muestran su cariño. Yo los crié  como mis propios hijos con mucho amor y dedicación durante los primeros años de su vida»


    Un total de 1 089 centros de ese tipo en todo el país respaldan el quehacer de las madres trabajadoras (no todos activos por la pandemia del Covid-19) y por estos días festejan los 60 años de la iniciativa social que emprendieron el Comandante en Jefe, Fidel Castro, y  Vilma Espín, presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, aquel 10 de abril de 1961.

    Foto Bárbara Valdés

    En la mayoría de los barrios y comunidades a lo largo y ancho del verde caimán se adaptaron viviendas de amplia capacidad, o se construyeron nuevas instalaciones en zonas de desarrollo residencial. María  Antonia Aguilar Cervantes fue de las educadores que fundaron el círculo infantil “XX Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada”, en una mansión de la burguesía en la zona de Garrido, y de la nueva edificación adjunta al complejo industrial de Planta Mecánica.

    «Yo me he sentido siempre una educadora de círculos infantiles –subraya María Antonia– Estudié un año como auxiliar pedagógica en 1963 y luego otros cinco como educadora; terminé el preuniversitario para ingresar a la enseñanza superior, pero no pude concluir por problemas graves de enfermedad de mi esposo y también eran inconvenientes los horarios nocturnos y la lejanía, pues era al fondo de La Vigía »

    Entonces fluyen recuerdos del primer grupo de quinto año con el cual inició su labor en el “XX Aniversario”  y cómo tuvo que convérsese de que sí… que podía y pudo. Hace mención a los buenos tiempos de su estancia en ese lugar, pues contó con una directora extraordinaria: Esther Sánchez Cordoví. Ya jubilada aún pasaba por el lugar y desde la cerca de barras de hierro transite consejos, basadas en su experiencia en el cuidado de los niños, a las nuevas educadoras.

    A la memoria también acuden, en el momento de la entrevista, episodios agradables los años iniciales del círculo de Planta Mecánica, donde además  de los cubanos acudían hijos de rusos, checos y polacos. Para ella fue una gran escuela y contó sobre todo con padres muy comprensivos y cooperativos; a veces le hablaban en su idioma natal y ella se quedaba mirándolos con esa perdurable sonrisa que la caracteriza hasta que ellos reaccionaban “ah no seño…no.. no…en español”

    «Me considero una educadora. Transité  por varios círculos infantiles de la ciudad, pues me solicitaban apoyo en la parte educativa  y en la preparación del nuevo personal, mientras algunos inspectores  señalaban sólo los errores en las clases, yo les indicaba como autopreparase.

    Archivo semanario ADELANTE

    Todo el mundo me adoraba. Incluso a los tres meses de jubilada vinieron a buscarme para reforzar una tarea, pero en realidad no podía por las condiciones familiares»

    La “seño” María Antonia quiere expresar un consejo final: «A las nuevas educadores sólo les recomendaría que traten y eduquen con mucho amor a los niños, sólo de esa manera le van a corresponder. Yo lo hice  y tuve buenos resultados»

    Comments Off on María Antonia, entre las “seños” fundadoras