El Bayardo: Ignacio Agramonte

Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey

March 2019
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
  • Por Ricardo Ronquillo Bello

    El viejo y sabio bosque, personaje en una fábula del brasileño Paulo Coelho, quedaría sin motivos para la ironía ahora mismo en Cuba. La peculiar tendencia de los seres humanos a seguir el camino trillado, sin crear alternativas, y sin preguntarse si esa es la mejor elección, ya no sería la moraleja en la historia del famoso escritor después de los resultados del 24 de febrero último.

    Los cubanos nos dimos una nueva Constitución y, en consecuencia, una ruta prometedora en el difícil camino del socialismo del siglo XXI, pero tal como advirtieron muchos en las vísperas del mayoritario Sí, hacerla prevalecer requerirá de la convergencia de tres voluntades: la política, la institucional y la ciudadana.

    Los profesionales de la prensa pública del país también depositan muchas esperanzas en esta Constitución, que no solo refrenda la libertad de conciencia y pensamiento —ya recogida en la de 1976—, sino además el derecho a recibir información veraz y oportuna y a la libertad de prensa, todo lo cual requiere, como en otros ámbitos, de disposiciones legales que tendrán como antecedente, adicionalmente, la Política de Comunicación del Estado y del Gobierno aprobada en 2018, la primera de esa naturaleza después del triunfo de la Revolución. Read the rest of this entry »

    Comments Off on Una prensa atemperada a las realidades nacionales y las coordenadas de la Ley de leyes
  • Por José Gilberto Valdés

    Entre las constituciones que ratificaban la continuidad del pensamiento soberano del pueblo cubano en la lucha independentista durante la segunda mitad del siglo XIX, se encuentra la de 1940, considerada como una de las más avanzadas en América.  La letra revolucionaria que engendró el documento fue borrada por el golpe de Estado del coronel Fulgencio Batista que en el amanecer del 10 de marzo de 1952 estableció una dictadura tan cruel y represiva como la antecesora machadista.

    El zarpazo puso fin ese día tristemente célebre a la eminente victoria electoral del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), que causaba ojerizas a los imperialistas yanquis quienes apelaron al “hombre fuerte” para mantener su hegemonía económica y política en la Mayor de las Antillas. Read the rest of this entry »

    Comments Off on Día tristemente célebre