El Bayardo: Ignacio Agramonte

Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey

July 2021
M T W T F S S
« Jun   Aug »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
  • Por José Gilberto Valdés

    Los pies  no “caben en un beso” como describe José Martí en su poema Mi príncipe enano, pues al parecer de la tradición oral  sus estaturas “se fue en vicio”. Muy orgullosos dos colegas de larga trayectoria periodística: Pedro Paneque y el autor de estas líneas se refieren a su nieta y nieto, respectivamente, receptores de la primera dosis del ensayo clínico Ismaelillo.


    Mírenlos. Radiantes en las edades de la adolescencia, con los cambios físicos y hormonales propios de esa etapa de la vida. Lorena y Gerardo Antonio están entre las primeras decenas de camagüeyanas y camagüeyanos — entre 12 y 18 años — que  controlan sus emociones, al participar voluntariamente en el estudio para edades pediátricas de la vacuna cubana Abdala.

    Son los nuevos príncipes de ese poemario escrito especialmente por José Martí para su hijo, en el que referencia a hombres honrados, justos útiles. Los científicos cubanos más que un nombre sugerente, un cuño histórico a un logro de la investigación médica, han revitalizado los valores de esos versos, en el combate contra la pandemia de la Covid 19.

    Padres, abuelos…en fin la familia, han observado con orgullo una inexplicable y hasta asombrosa autoestima, sin amedrentarse, como adultos, en los pasos previos de la documentación, los exámenes físicos y de laboratorio, hasta recibir el 15 de julio, la primera dosis de la vacuna en los policlínicos “Ignacio Agramonte” y “Julio Antonio Mella”, en la ciudad de Camagüey.

    Momentos antes de iniciar la inmunización, la doctora Sonia Resik Aguirre, investigadora principal  de la vacuna “Abdala” en el país, destacó  la importancia de este ensayo clínico Ismaelillo en Camagüey teniendo en cuenta las experiencias en procesos científicos  similares. Alrededor de 600 niños y jóvenes  participarán en el esquema de vacunación de tres dosis, alternadas cada catorce días, que se llevarán a cabo en las nueve áreas de salud de esta urbe.

    Como expresó Martí en el prólogo al Ismaelillo: «Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en tí.»

    Comments Off on Orgullosos abuelos de nuevos príncipes del “Ismaelillo”