El Bayardo: Ignacio Agramonte Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey
September 2020
M T W T F S S
« Aug    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archives

  • La obra de Atiénzar

    El Premio Provincial ¨Rolando Ramírez¨ por la Obra de la Vida se entregó este año a los periodistas Enrique Atiénzar Rivero, del periódico Adelante; Rosa María Moros Fernández, de Radio Cadena Agramonte; y Milagros Manresa Rodríguez, de la emisora del municipio de Nuevitas.

    Por José Gilberto Valdés

    Fotos de archivo

    Cuando el siempre sonriente Atiénzar irrumpía en el estrecho y largo salón de ADELANTE, en la calle Príncipe, los redactores de mesa presumíamos que traía la noticia importante para cambiar la rutina de la tarde  o noche.

    Para definir el momento del abrazo con la profesión periodística de Enrique Atiénzar Rivero, hay  que remontarse  en la historia a los primeros años de la Revolución: “Fue de una manera inesperada. Poco tiempo después de fundados por Fidel los CDR sentí la necesidad de hacer algo útil por la Revolución. Con apenas 15 años cumplidos preferí estudiar de noche e integrarme, de manera voluntaria, al trabajo de esa organización y en un frente importante: la propaganda.”

    Así son los primeros pasos. El joven Enrique elaboraba notas para Radio Cadena Agramonte y luego colabora como  Corresponsal Viajero, una categoría que tenía ese medio en aquellos años.

    La vocación se hizo infinita. Mucho contribuyeron consagrados periodistas como  Rolando Ramírez Hernández, Fuentes, José López Gastelú, Mario Torres López, Rolando Nieves Casas y Manuel Rodríguez Cruz, entre otros.

    “Para mí el momento cumbre –apunta Atiénzar– llegó en los primeros días del mes de mayo de 1966, cuando comencé en el periódico Adelante como redactor de mesa. Seis meses después estaba en la calle buscando noticias. Con los años, por voluntad personal y las oportunidades de superación, creadas a través de la Upec y facilitadas por la Universidad de Oriente, el periodismo dejó de ser empírico.”

    ¿Recuerdos de la voluntad de esa generación por la superación?

    “Imposible olvidar los primeros esfuerzos que se hicieron para crear en Camagüey una filial de la carrera de periodismo, adscrita a la Universidad de Oriente. Las plantillas de los medios se fortalecían poco a poco con egresados de cursos regulares de la Universidad de La Habana, pero no bastaba.

    Fructificó aquel esfuerzo de quienes ejercían el oficio para matricular en cursos  nivelación y aprobados estos, viajar mensualmente hasta Santiago de Cuba. La perseverancia de la mayoría coronó el esfuerzo de trabajar, estudiar y cumplir con otras obligaciones sociales.”

    Como diputado en la Quinta Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Enrique Atiénzar fue una de las voces que gestionaban la fundación de la carrera de periodismo en la Universidad de Camagüey. Recuerda la amplia y argumentada conversación sobre el tema con el entonces Ministro de Educación Superior, Fernando Vecino Alegret, durante una sesión  de trabajo del máximo órgano de Gobierno que tuve el honor de integrar como diputado en la Quinta Legislatura.

    La licenciatura no fue suficiente para sus intereses personales y el entrenamiento en la combinación estudio y trabajo. La superación en postgrado y la Maestría de Ciencia de la Comunicación, le proporcionaron herramientas muy útiles para la era del conocimiento que corre vertiginosamente en estos tiempos.

    Con sus 71 años  de edad sigue al lado del cañón en el semanario ADELANTE, pero sus artículos y otros textos periodísticos están presentes también en Televisión Camagüey,  la Radio Cadena Agramonte, Radio Reloj, Juventud Rebelde, Trabajadores, Granma –corresponsal en la provincia– y, ahora, con relativa asiduidad para Cubadebate.

    ¿Fidel en tu vida como reportero?

    “Hay fechas que no se olvidan. Conservo con profunda significación el 15 de julio de 1971 en que por iniciativa personal reporté la visita de Fidel a la cantera de Palo Seco en Guáimaro. Él en la constitución del Sindicato Nacional de Trabajadores había pedido a ese colectivo hacer zafras de piedra.

    Me impresionó su bondad, inteligencia, el profundo sentido de la vida y la lealtad por el pueblo, atributos que me marcaron para siempre, valores enriquecidos en las reiteradas ocasiones en que tuve el honor de darle cobertura, incluso, de estar cerca de él en congresos y plenos de la Unión de Periodistas de Cuba y en sesiones de trabajo del parlamento. Lo he dicho en otras ocasiones es un gigante del humanismo y la solidaridad.”

    ¿Qué transmitiría a los nuevos periodistas?

    “Primero, un consejo sano, que se consagren al trabajo, que dejen a un lado lo superfluo, el hipercriticismo y que sus ideas enriquezcan el legado que Fidel dejó para todos los cubanos. No creer que todo lo sabe. El conocimiento en infinito y que en nuestra profesión, de la persona menos pensada, recibimos una lección.”

     

    Guardar

    Guardar

    Guardar

    Published on April 21, 2017 · Filed under: Camagüey;
    Comments Off on La obra de Atiénzar

Comments are closed.