El Bayardo: Ignacio Agramonte Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey
August 2020
M T W T F S S
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
  • Un consejo al fumador…

    José Gilberto Valdés

    Aunque solo sea una vez al año, cada 31 de mayo, muchos periodistas  pueden mirar al cigarro que sujeta entre el dedo índice y el medio de su mano derecha. Quizás pueda existir una reflexión sobre  el suceso y la mayoría se deshace de aquel objeto cilíndrico, alargado, humeante.

    Puede que ellos meditarían en una justificación de que es una vía de escape al stress del día a día, es una acción relajante, mejor compañía en una conversación  o esgriman cualquier otra justificación. Estudios científicos sobre el tabaquismo desmienten esas suposiciones.

    Por suerte, ya en las redacciones de los órganos de prensa no están contaminadas de humo. La realidad es que tanto daño hace el humo del tabaco, en cualquiera de variante de preparación,  al  fumador como al que esté a su lado, pariente o no y hasta por una eventual presencia.

    Se sabe que fumar es una adicción y como tal resulta trabajoso abandonarla, pero como asevera el milenario proverbio chino: “El viaje más largo comienza con un primer paso”.

    Pretendo con estas líneas hacer una confesión o, tal vez, brindar un consejo personal.

    Fumaba desde los años de estudiante en el tecnológico -aún cuando había que hacerlo a escondidas- para como piensan actualmente  los jóvenes, estar “en onda” con el grupo; luego con el servicio militar la exigencia era desmenuzar las colillas.

    El hábito se acrecentó en la redacción del periódico “Adelante” (1970-1993), cuando me sumé a quienes consideraban que fumar auxiliaba las reflexiones frente a la máquina de escribir. La indolencia – reconocida hoy y no aquellos días— provocó como a otros colegas que los bordes del buró tenían múltiples marcas de quemaduras de cigarros y, en otros casos, el olor de ceniceros llenos de “cabos” (restos) y cenizas.

    No salía de un catarro para otro. El asma y la falta de aire al emprender cualquier movimiento intenso en plena juventud no se alejaban con facilidad. Consumía diariamente una cajetilla de cigarros fuertes.

    Estimados colegas de la prensa: ¿Han calculado los gastos al cerrar el mes? De su salario — por debajo de la media nacional– dependen los costos de la vivienda, canasta de alimentos subvencionados y los costosos de la oferta-demanda, electricidad, transporte (no bicitaxis, por supuesto), entre otros gastos.

    ¡Qué apretado se perturba el presupuesto doméstico, si usted compra una caja diaria por valor de siete pesos! Durante treinta días del mes, representa “hacer humo” 271 pesos. Es decir que ustedes –los fumadores–votan alrededor de cuatro de cada diez pesos obtenidos con esfuerzos físicos y mentales.

    En cierta oportunidad, tomé en cuenta un programa de televisión que recomendaba un método: ni pastillas, parches…sólo se requería voluntad. Fue un reto que asumí personalmente hace más de treinta años.

    El método de desintoxicación recomendado era  fumar un día y el siguiente no; en la tercera jornada tratar de llevar menos cigarros a la boca y luego dejar un intervalo de dos días antes de repetir la acción…; la duración de las pausas se incrementaban…hasta olvidar que era un fumador.

    No contribuya a que Cuba se mantenga el tercer lugar entre los países latinoamericanos con mayor hábito de fumar.

    Aproveche el consejo y no reduzca su esperanza de vida.

     

    (Imagen tomada de Radio Rebelde)

     

     

    Published on June 2, 2019 · Filed under: Camagüey, Ciencia y Técnica;
    Comments Off on Un consejo al fumador…

Comments are closed.