El Bayardo: Ignacio Agramonte Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey
January 2021
M T W T F S S
« Dec    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archives

  • El día en que se detuvo el paseo del San Juan

    Por José Gilberto Valdés

    Foto AFP, tomada de Internet

    Por varios minutos se detuvo la música y el bullicio de los camagüeyanos que asistían al último de los paseos del San Juan, aquel 28 de junio del año 2000. El público,  bailarines, músicos y seguidores de todas las edades intercambiaron miradas de asombro.

    Al fin los  altoparlantes situados en la Plaza de la Caridad, punto culminante del tradicional desfile de carrozas, comparsas y congas, se reanimaron: Un anuncio extraordinario puso a todos de pie, cada vez eran más fuertes los aplausos y las palabras que salían del alma: Se daba a conocer el regreso a Cuba de Elián González, tras siete meses retenido ilegalmente en Miami, Estados Unidos.

    Era una victoria en la batalla de ideas que se libró desde la punta de Maisí al cabo de San Antonio, promovida por las organizaciones juveniles cubanas, y que tuvo como principales puntos de interés las tribunas abiertas y marchas patrióticas –iniciadas el 5 de diciembre de 1999–y los discursos culturales y políticos para reclamar el regreso a la Patria del niño de apenas cinco años.

    Eran años muy duros para un pueblo que quería salir de todas formas del llamado Período Especial en tiempos de paz, comprendido desde el año 1990 hasta el 2004, según apuntan economistas cubanos, y que se había originado por el derrumbe del campo socialista, en especial de la Unión Soviética de donde dependía más del 80 por ciento del comercio internacional de la Isla.

    Este estado de cosas acrecentó el fenómeno migratorio cubano, más bien por una obsesión desde punto de vista económica que política, la cual fue ¿es? sumamente manipulada por los Estados Unidos, a través de la Ley de Ajuste Cubano con el fin de denigrar a la Revolución Cubana, que se decidió por un programa que defendía las principales conquistas.

    Elián fue el único sobreviviente  en el  naufragio de un pequeño bote de aluminio con inmigrantes ilegales que intentaba cruzar el estrecho de la Florida, en noviembre de 1999. La madre Elizabeth Brotons falleció –junto a otras diez personas- en el intento, uno más de los promovidos por la cruzada propagandística contrarrevolucionaria.

    Hace unos años, en entrevista para el diario digital 5 de septiembre, de la provincia de Cienfuegos, el recordaba:

    «Recuerdo cuando el barco se hundió, cuando caímos al mar. Recuerdo cuando me pusieron en la balsa y mi mamá me cubría… en algún momento levanté la cabeza y ya no la vi de nuevo. No había nadie más. Yo estaba solo en medio del mar… eso es lo último que recuerdo».

    En un comentario anterior para mi blog “El Lugareño” hice mención a un recuento de la agencia francesa de prensa AFP en torno al lamentable acontecimiento real: «El niño fue rescatado por pescadores estadounidenses y, posteriormente, entregado a unos parientes lejanos en la Pequeña Habana (Miami), acción manipulada y, sin dudas, comprada por  la ultraderecha cubanoamericana.»

    Este suceso marcaría el comienzo de la lucha tenaz de un padre Juan Miguel González por el regreso de un hijo frente a manipulaciones judiciales y políticas norteamericanas, de la familia que residía en Miami. Junto a él estaban millones de cubanos y cubanas encabezados por el Comandante en Jefe Fidel Castro y amigos de todo el mundo que respaldaron la petición de retorno del niño.

    Nuestro arsenal de armas inteligentes es infinito, porque cada uno de ustedes, cuando desfila o cuando va allí a una concentración y grita: “Devuelvan a Elián”, “Que Elián regrese”, “Salvemos a Elián”, “Liberen a Elián”, está usando armas inteligentes contra las cuales no hay defensa posible”, expresó Fidel a un grupo de periodistas presente en la escuela donde estudiaba el niño, en la ciudad matancera de Cárdenas

    La lucha insistente por el niño fue avalada por el pensamiento martiano de que «trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra» y al final todos disfrutamos el regreso en brazos de su padre

    Hoy Elián es un joven de 25 años, graduado de ingeniería industrial. Reconoce el apoyo que Fidel le brindara a su padre un trabajador sencillo del sector turístico en lo que era justo.. Ahora que vive feliz en la patria de todos los cubanos. No defrauda la algarabía de los camagüeyanos aquel día histórico, hace diecinueve años.

    Fuentes consultadas:

    http://www.granma.cu/cuba/2015-06-26/elian-gonzalez-los-jovenes-no-son-el-futuro-son-el-presente

    http://www.5septiembre.cu/sociedad/item/58357-elian-gonzalez-se-considera-un-patriota-de-cuba-audio

    http://www.cubahora.cu/historia/elian-el-nino-que-movilizo-a-millones

     

    Published on June 29, 2019 · Filed under: Camagüey;
    Comments Off on El día en que se detuvo el paseo del San Juan

Comments are closed.