El Bayardo: Ignacio Agramonte Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey
October 2021
M T W T F S S
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
  • Raiza, una de las guerreras de la radio

    Por José Gilberto Valdés

    “Cuando un amigo se va

    Queda un espacio vacío

    Que no lo puede llenar

    La llegada de otro amigo *

    [… ]

    En menos de una semana, la prensa camagüeyana ha tenido que despedir en secuencias de palabras escritas, audio e imágenes a dos periodistas que se ganaron con  un extenso expediente de laboriosidad y buen compañerismo, el cariño de todos.

    El jueves, amanecimos en las redes sociales con la triste noticia del fallecimiento de la periodista Raiza Mestril Gutiérrez, aquejada desde hace tiempo de una penosa enfermedad, quien había dedicado más de cuarenta años de quehacer profesional en Radio Cadena Agramonte y, en la redacción nacional y como corresponsal de Radio Reloj en “la suave comarca de pastores y sombreros” de Nicolás Guillén. Además, fue colaboradora de la página digital de Televisión Camagüey.

    El domingo habíamos amanecidos con la sorpresa de la pérdida física de Michel Rómulo Wilcox Portell, cuya razón de vida estaba ligada al surgimiento de la televisión en la provincia de Camagüey con el Canal 11 que salió al aire pocas semanas después del triunfo de la Revolución Cubana. Tras una larga pausa, formó parte del colectivo fundador de Televisión Camagüey, el 24 de junio de 1984, hasta su jubilación.

    Raiza era una de las guerreras de la radio, en todo el sentido de la frase. Ya no está la irrupción estrepitosa en las redacciones de las emisoras radiales recibida con agrado que acompañaban al dinamismo,  inmediatez y el rendimiento noticioso, exigentes en este medio de comunicación.

     La reportera estaba realizaba como mucho amor la cobertura informativa a los hombres y mujeres vinculados  a sectores amplios y tan complejos como la zafra azucarera, ganadería y la agricultura. No había lugar apartado, condiciones de viaje que detuviera la posibilidad de matizar la noticia con ese sentimiento de admiración para quienes sacaban frutos  de la tierra.

    Ella fue una de esas colegas que en accedió al camino del periodismo desde oficio ajeno y, como muchos otros, se forjó entre consejos y recomendaciones de conocedores en el día a día de redacciones, a la vez que robaba tiempo para la obtención de la licenciatura en 1978, por medio de los cursos para los trabajadores las universidades de Oriente y Camagüey.

    En ocasión del aniversario 60 de Radio Cadena Agramonte (9 junio 2017), expresó esta cazadora cazada:

     A mí el sector agropecuario me nutrió sobre todo de enseñanzas, ver a esos hombres trabajar, participar con ellos allí en el surco, estar con ellos en una vaquería a las 3:00 o 4:00 de la madrugada, me llenó de conocimientos, admiración y de respeto hacia esos, que día a día al sol, bajo la lluvia, están produciendo alimentos para nuestro pueblo. He tratado de dignificar al trabajador agropecuario en todas mis informaciones porque se lo merecen”.

    Muchos de los que compartimos esos años de labor,  como Pedro Paneque, otro roble de la radio camagüeyana, quien escribió en Facebook:

    “La vi llegar a RCA con sus prontos y ocurrencias y esa lengua sin pelos que dibujaba al más pintado, pero con una tremenda nobleza que la distinguía y una siempre dispuesta actitud y aptitud, para compartir conocimientos a las nuevas hornadas de periodistas. Hace dos días y por encargo de la Dirección de nuestra emisora fui a llevarle un presente y ni me conoció, estaba ya muy deteriorada mentalmente. Siempre la recordaremos con mucho cariño”.

    Y también  las nuevas generaciones de radialistas, suscriben en estas tristes horas el aprecio por Raiza:

    Claudia Artiles Díaz:

    “Siempre atrevida, desenfadada y jovial, repartiendo fragmentos de su ser a cada persona que la rodea y a cada palabra que escribe para mantener informado al pueblo camagüeyano junto a los minutos de Radio Reloj.”

    Juan Mendoza:

    “Era única, espontánea, dicharachera, creo que disfrutó la vida, hasta donde pudo. Conoció y supo transmitir, como pocos, el acontecer del sector agropecuario en Camagüey a través de la radio. Su pachanga sobre su cabeza y su espíritu la acompañaban a donde quiera que iba. Sus oyentes no olvidarán jamás…”

    Cuando un amigo se va

    Queda un tizón encendido

    Que no se puede apagar

    Ni con las aguas de un río”

    [… ]

    (Poema de Alberto Cortez)

    Published on August 28, 2021 · Filed under: Camagüey;
    Comments Off on Raiza, una de las guerreras de la radio

Comments are closed.