El Bayardo: Ignacio Agramonte Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba en Camagüey
September 2020
M T W T F S S
« Aug    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Archives

  • XIII Pleno del Comité Nacional de la UPEC

    Pleno UPEC“Tenemos que evaluar semanalmente la calidad de la prensa” (…) Así expresó Miguel Díaz-Canel al hacer una intervención especial en al XIII Pleno del Comité Nacional de la UPEC, ante el cual rindió cuenta la Presidencia de la organización. Palabras de introducción de Tubal Páez

    La calidad de la prensa la tenemos que evaluar semanalmente. Los asesores y especialistas los tiene la UPEC. Así expresó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al hacer una intervención especial  en el XIII Pleno del Comité Nacional de la UPEC.

    El Comité Nacional lo integran 55 compañeros que fueron electos en ocasión del VIII Congreso de la organización efectuado en el 2008.

    Ante el XIII Pleno, último del actual Comité Nacional, la Presidencia rindió cuentas sobre el trabajo realizado en el quinquenio transcurrido. También se ofreció una detallada información sobre el trabajo que han desarrollado hasta el momento las diez comisiones del IX Congreso, el cual tendrá sus sesiones finales los días 14 y 15 de julio próximos. Otros temas considerados fueron la preparación de los congresos provinciales y ramales en mayo y el programa de actividades por el aniversario 50 de la fundación de la Unión de Periodistas de Cuba.

    En la presidencia estuvieron también Rolando Alfonso Borge, jefe del Departamento Ideológico del Partido, y Tubal Páez, presidente de la UPEC. Como invitados participaron algunos de los principales directivos de los medios nacionales de la prensa escrita, la radio y la televisión. También Ernesto Vera, presidente de honor de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).

    Tubal Páez  pronunció unas palabras de introducción en las que hizo un recorrido sobre las tareas enfrentadas por la UPEC en el último quinquenio. Logros e insuficiencias,  junto a la indeclinable voluntad de continuar trabajando para  hacer avanzar nuestro periodismo revolucionario, fueron puestas sobre la mesa. “Las opiniones de los compañeros –dijo Tubal– constituyen un tesoro de la historia de esta organización y sería imperdonable que no lo utilizáramos para extraer argumentos, continuar análisis y reflexionar sobre un grupo grande de temas importantes sobre los cuales la Dirección del país está trabajando en la actualidad para de una vez comenzar a solucionar los viejos y nuevos problemas en el sector”.

    Dio después la palabra a los vicepresidentes Aixa Hevia, Antonio Moltó, José A. Martín Pulido, Juan Marrero y Bárbara Doval, así como a Zenaida Ferrer, miembro de la Presidencia,  para que expusiesen una síntesis, en pocos minutos, de lo realizado en cada uno de los frentes de trabajo que han atendido en los años transcurridos desde el VIII Congreso.

    Después, Díaz-Canel expuso un grupo de temas vitales en los que hay que trabajar para avanzar, entre ellos la formación y capacitación de los periodistas; una política de cuadros que lleve a tener al frente de los medios a los mejores profesionales; una manera más directa de desarrollar la política informativa; prepararnos mucho mejor para aplicar las nuevas tecnologías de la información, en particular en las redes sociales; y hacer una comunicación más inteligente y coherente en el combate contra la subversión. Hay que potenciar el trabajo ideológico –subrayó. Debemos conceptualizar el momento actual y qué socialismo defendemos. Eso es esencial para enfrentar lo que nos están poniendo en subversión ideológica, que es fuerte y está bien articulado.

    Mencionó igualmente el aseguramiento material y financiero a la labor de la prensa. Eso hoy está disperso. Por la vía de los planes se pueden resolver muchos problemas. Claro que la realidad económica del país no nos permite que todo lo podamos resolver de golpe, pero si es posible  ir poco a poco, unos ahora, otros después, unos aquí, otros allá, para solucionarlos.

    Lo importante –enfatizó Díaz-Canel—es que todos tengamos un diálogo permanente sobre temas y maneras para resolver los problemas existentes en el sector de la prensa, y mantenernos bien comunicados y discutiendo los asuntos que debemos debatir en cada momento.

    PALABRAS DE INTRODUCCION DE TUBAL PÁEZ

    Luego de recordar que este Comité Nacional se ha visto la cara cada cuatro meses desde el 2008, fecha en que se celebró el VIII Congreso, Tubal Páez expresó lo siguiente:

    Aquel 2008 fue un año terrible. Si nuestro congreso se hubiera programado solo unos meses después, no hubiéramos podido celebrarlo, al igual que la venta de computadoras a 1 200 afiliados, que en varias provincias se interrumpió algunas semanas por esa razón. Los tres devastadores huracanes en el segundo semestre hicieron retroceder la economía que sufrió la pérdida de diez mil millones de dólares y causaron daños en todos los municipios del país, por si fuera poco impactado ya por una multicrisis económica mundial.

    Como contrapartida alentadora nunca olvidaremos el gran reconocimiento del pueblo a la prensa por la cobertura de aquellos acontecimientos en la que los periodistas cubanos demostraron su capacidad profesional y creativa, así como dieron muestras de sacrificio y desinterés personal en el cumplimiento del deber.

    Aspiraciones legítimas tuvieron que ser aplazadas por razones financieras, entre ellas el Festival Nacional de la Prensa Escrita y el Campeonato Nacional de Sóftbol de la Prensa.

    En estos días, me he leído con detenimiento cientos de cuartillas con las actas de los doce plenos del Comité Nacional del último período. excepto el primero, que fue solo para elegir la Presidencia, y puedo asegurar que los debates en este Comité Nacional fueron ganando paulatinamente en profundidad, alcance, claridad y consenso alrededor de asuntos de gran importancia como el ejercicio de la profesión, la situación de la prensa y el papel de la UPEC.

    Desde distintas percepciones y escenarios donde desempeñan su trabajo los compañeros, fueron expresadas opiniones, a veces coincidentes, otras enfrentadas, pero siempre con sinceridad, honradez, en un ambiente de compañerismo y respeto como garantía de la expresión para el ejercicio de la democracia interna.

    No podía ser de otra manera tratándose de un colectivo muy representativo de lo mejor del periodismo cubano, con experiencia y deseos de ayudar, portador, además, de la confianza puesta en él por quienes lo eligieron hace un lustro.

    Es cierto que muchos asuntos de interés no pudieron ser analizados, otros requerían volver a ellos nuevamente y, también, no pocos cayeron como en saco roto esperando por implementaciones que nunca se produjeron. Pero la verdad es que la médula de nuestras realidades no fue soslayada nunca, sin juicios predeterminados y de manera abierta se pusieron sobre la mesa los temas con un mínimo de datos introductorios y algunas ideas iniciales para mover la discusión.

    Al final de cada Pleno quedaban importantes ideas y sugerencias a tener en cuenta por los medios, organismos relacionados con nuestro trabajo, el Partido, el Gobierno y por supuesto la UPEC.

    A la opinión de quien se desempeña en un medio local se unió el juicio del académico, del especialista, del dirigente de la UPEC o del Partido o del funcionario gubernamental en un ejercicio de pensamiento pleno.

    Las opiniones de los compañeros constituyen un tesoro de la historia de esta organización y sería imperdonable que no lo utilizáramos para extraer argumentos, continuar análisis y reflexionar sobre un grupo grande de temas importantes sobre los cuales la Dirección del país está trabajando en la actualidad para de una vez comenzar a solucionar los viejos y nuevos problemas en el sector.

    Para lograr esta forma de trabajar fue necesaria en primer lugar la organización del trabajo de las principales instancias de la UPEC en la que se proponen, debaten, aprueban las tareas y se chequea su cumplimiento.

    Todas las reuniones del Grupo de trabajo de la Presidencia se efectuaron cada semana. Todos los meses se reunió la Presidencia completa y el Comité Nacional cuatro veces al año.

    Los plenos tuvieron la participación de compañeros del Partido como Esteban Lazo, Rolando Alfonso, Alberto Alvariño, Ángel Arzuaga y otros funcionarios del Departamento Ideológico; Danylo Sirio y otros representantes del ICRT, directores de los principales medios nacionales, el Sindicato Nacional de la Cultura, y según el tema de la agenda, viceministros del MTSS, MIC, MES, el decano de la Facultad de Comunicación Social, directivos de la ACCS y otros invitados.

    Por mandato del Congreso, el Comité Nacional consideró y aprobó los documentos rectores y sus reglamentos, llevados de inmediato a Resoluciones del Presidente.

    Rindieron cuenta las comisiones de trabajo y se analizó la calidad de la prensa, con una propuesta.

    Se llevó al Pleno el tema: Tecnologías, medios y periodistas, y fuimos informados sobre el Proyecto de Informatización de la Prensa Cubana.

    Se discutió y aprobó un intercambio urgente con las bases sobre las dificultades económicas del país y del mundo, para mejorar los análisis y la información en los medios.

    Se aprobó un reconocimiento a los reporteros, camarógrafos, fotógrafos y técnicos que cubrieron el terremoto de Haiti.

    Se llevó a discusión también el papel de la UPEC en la radio y televisión en las instancias provinciales y municipales

    En más de una ocasión se organizaron intercambios profundos sobre la formación de los estudiantes de periodismo en las siete universidades del país.

    Se informó y debatió sobre el Foro de Estrategias de la Prensa Digital Cubana.

    Casi fue una constante el punto de la Superación y se hizo un balance del primer Curso de Periodismo Digital Avanzado o Cibermambí.

    Se discutió el tema La calidad como elemento decisivo de la credibilidad, y como deber principal que le corresponde cumplir a los periodistas según las Orientaciones del Buró Político para elevar la Eficiencia de la Prensa Cubana.

    Se produjo una información y análisis sobre los medios en las nuevas provincias de Artemisa y Mayabeque.

    También fueron objeto de discusión y acuerdos el papel de los periodistas en la discusión popular de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución; y el llamado que nos hizo Raúl en el VI Congreso del Partido.

    En otra oportunidad se analizó a fondo la evaluación periodística.

    ¿Es la capacitación de los periodistas una prioridad institucional? fue el tema de otro largo debate.

    Finalmente entre los acuerdos principales estuvieron los referidos al IX Congreso de la UPEC: la Convocatoria, las fases o etapas del proceso, los temas a discusión y las comisiones que procesarían los resultados del debate en las bases y harían propuestas; y la aprobación de los reglamentos electorales y demás documentos que norman todo el proceso.

    No ha sido el único espacio en la UPEC para el intercambio y la propuesta de ideas, podemos mencionar como los principales:

    93 festivales en provincias y órganos nacionales, de análisis y exposiciones teóricas.

    Cerca de 100 asambleas en ramas, provincias y órganos nacionales con todos los afiliados.

    Las casi mil reuniones en las delegaciones de base, aunque no todas con igual frecuencia.

    Las sesiones de trabajo en los círculos especializados y las cátedras del Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

    Los diplomados, seminarios, talleres y cursos.

    Los eventos nacionales cada año sobre la Crónica, en Cienfuegos; de Periodismo Económico, en Ciego; el taller Nacional Martí y la Prensa, en Santiago; y el Frente Común de las Ideas en la Isla de la Juventud.

    Los encuentros regionales de Género y Comunicación.

    Las bienales internacionales del Humor.

    Las sesiones de los jurados de los Premios Nacionales, ramales y provinciales de Periodismo, de los concursos en esas instancias, con deliberaciones y propuestas.

    El pasado año 2012 la asistencia de la Presidencia Nacional a todas las Asambleas de Balance anual, ramales y provinciales.

    Y en septiembre, octubre y noviembre por primera vez reuniones en las 184 asambleas de base en el país con la participación en todas de la Presidencia Nacional como parte del proceso orgánico del VIII Congreso de la UPEC.

    Ello nos ha servido para establecer un diálogo directo con las bases y los afiliados, aclarar dudas, hablar un lenguaje más consensuado acerca de los problemas y recoger opiniones de diversa índole, y cumplir una línea expuesta en el pasado Congreso de que la mejor manera de existir la UPEC es propiciando escenarios organizados de intercambio y debate; o sea, convirtiendo la organización toda en un foro permanente de discusión y propuestas.

    Sin embargo hay un señalamiento crítico generalizado: la Presidencia Nacional debe tener un vínculo más frecuente con sus bases, y debe elevar la efectividad de sus mecanismos de comunicación de manera que se socialice todo el resultado de los debates mencionados.

    Por eso decimos, a modo de autocrítica, que nosotros también tenemos nuestros vacíos informativos, no como política de compartimentación de la información, sino como incapacidad para llevar a la práctica ese concepto que mencionamos tanto de que en la lucha de ideas las ideas que no se conocen no luchan.

    Esa ha sido la razón principal que ha movido a la Presidencia y al Comité Nacional a elaborar y aprobar su propia Política y Estrategia de Comunicación, así como un Manual de Identidad Visual, con los correspondientes cambios de imagen de la organización.

    El informe del Comité Nacional al IX Congreso está casi a punto de concluir y su contenido está organizado de la siguiente manera:

    –Organización, Estadísticas y Plenos

    –Superación

    –Instituto Internacional de Periodismo y Residencia

    –Formación de Periodistas

    –Atención al Periodista en activo y jubilado

    –Premios, Concursos Festivales y Emulación.

    –Evaluación, Política Informativa y  Calidad

    –Comisiones Nacionales de Ética y Apelaciones.

    –Círculos Especializados

    –Comunicación Propia

    –Trabajo de la UPEC en el caso de los Cinco

    –Relaciones Internacionales
    –Informática y conectividad de la UPEC

    –Editorial Pablo de la Torriente
    –Presupuesto y Economía de la UPEC

    –Casas de la UPEC.

    Ese informe tendrá tres versiones: una extensa con un resumen de las tareas cumplidas por frentes y por provincias y ramas; otra resumida para distribuirlas en los congresos de mayo y otras breves, audiovisuales, para proyectarlas como un resumen al inicio de las asambleas provinciales y ramales de contenido propio y otra para la sesión final del Congreso.

    A continuación, como adelanto, les pido a cada uno de los frentes una valoración del trabajo en los últimos cinco en no más de cinco minutos, digamos que a minuto por año, dijo finalmente el Presidente de la UPEC.

    Se había pensado efectuar en el mes de abril un pleno extraordinario para aprobar el informe de balance de cinco años, pero el XIII Pleno consideró que la síntesis presentada por el Presidente y los vicepresidentes hacía innecesaria tal convocatoria. Se solicitó que se hiciese llegar a los integrantes del Comité Nacional la versión escrita de la labor realizada para su lectura y análisis, y en caso de que hubiesen dudas o inquietudes se transmitiesen a la Presidencia.

    (Cubaperiodistas.cu / Fotos JAMP y JM)

    Published on April 2, 2013 · Filed under: Cuba;
    Comments Off on XIII Pleno del Comité Nacional de la UPEC

Comments are closed.